miércoles, 25 de julio de 2012

Bloggercoaster, un blog amigo.


Hoy os traigo una entrada diferente.

Creo que a todo el mundo, en mayor o menor medida, nos gustan los parques de atracciones, y ahora con el veranito apetece mucho ir a divertirse y a remojarse en atracciones de agua, pero tengo un amigo, Jivo, cuya pasión por subidas, bajadas, caídas en picado, vueltas cabeza abajo, etc. se ha convertido en una afición a tiempo completo.

No hay viaje que planee en el que no haya una visita a un parque de atracciones. Esta pasión por las montañas rusas, conocidas como coasters, le ha llevado a convertirse en todo un experto de las fuerzas físicas que influyen en nosotros cuando subimos a estas atracciones, y diferencia a la perfección un “loop” de un “airtime” de una “curva con peralte”. A mí todo eso me suena a chino, pero para él, es su lenguaje del día a día. Jivo, además, es un gran dibujante y con un magnífico dominio de las palabras (vamos, todo un artista), lo que le llevó a plantearse compartir su afición y conocimientos con los demás.

Así nació Bloggercoaster, un blog en el que no sólo se habla de tecnicismos sino que se analiza todo lo que compone un parque de atracciones: tematización y ambientación, originalidad, atención al cliente y servicios, etc.


En la cabecera del blog encontramos el resumen de sus estadísticas en cuando a visitas de parques.


Os diréis: “pero si en España tenemos cuatro parques contados”, precisamente eso es lo mejor de Bloggercoaster: ¡puedes viajar sin moverte de tu casa! Encontrarás análisis de parques de todo el mundo, incluso rutas turísticas de los alrededores de parques europeos, y los mejores planes para que todo te salga bien de precio. ¿Qué más se puede pedir?

Quizá estéis pensando ya en visitar el blog (o ya lo hayáis hecho) en busca de una ruta a seguir en vuestro próximo viaje, pero, ¿qué tal si el propio experto nos comenta un poco mejor de qué va todo esto?



Entrevista a Bloggercoaster

Antes de nada, Jivo, quisiera darte las gracias por participar en esta pequeña entrevista. A los amantes de la literatura también nos gusta la “aventura real” y tu blog puede iniciarnos en un mundo del que sólo conocemos una ínfima parte de la superficie.

- Para empezar, háblanos un poco de ti, ¿cómo empezó esta afición?

Pues hay que remontarse a 1994, cuando empezó a sonar la campana de la construcción de PortAventura en la provincia de Tarragona. Los periódicos aquí daban siempre muchísima información y me convertí en un seguidor de la construcción y posterior inauguración del parque. A todo el mundo le vendía el parque antes de abrirse.
El segundo empujón fue en 2007, cuando en uno de mis viajes a Amsterdam descubrí Walibi Holland y me animé a hacer más de hora y media de viaje en transporte público para probar ese parque. A partir de ahí me di cuenta de lo relativamente fácil que era moverse por otros países buscando parques, como el que busca pueblos pintorescos o museos en las ciudades.


- ¿Qué te llevó a querer conocer el tejemaneje que hay entre bambalinas de un parque?

La complejidad de ese tejemaneje. La mayoría de los visitantes de parques ven apenas lo que se les quiere mostrar, pero detrás de cada elemento de un parque hay numerosas personas y empresas que trabajan codo con codo para hacerlo todo realidad. Ese cúmulo de ingredientes es el que me despertó la curiosidad, el conocer cuanto más mejor.


- ¿Qué te llevó a compartirlo todo en un blog?

El ver que era algo que, hasta el momento, muy poca gente había hecho. Conocía el mundo de los blogs de algunos que seguía con otras temáticas y me pregunté: ¿por qué nadie habla de parques como quien habla de cine, gastronomía o humor? Me di cuenta de que los pocos blogs que existían se ceñían a repartir la misma información que sacaban de otras webs y que sus entradas eran totalmente informativas, no había opinión, no había crítica. Hacía falta.


- ¿Cómo fueron los inicios en el mundillo blogger y el de parques?

En el mundillo blogger supongo que típicos: muchas cosas de qué hablar, mucha ilusión por batir pequeñas metas a diario, problemas de diseño y de concepto, primeras críticas y apoyos… en cuanto a los parques los inicios estaban repletos de incertidumbre. El desconocimiento que se tiene en este país respecto a los parques hace que viajar a cada parque se convierta en toda una investigación, en abrir una caja de sorpresas y poderlo compartir con gente que siente exactamente lo mismo, eso es muy reconfortante.


- Existen foros y páginas web dedicados a esta temática, ¿cómo fue acogido tu blog?

No me puedo quejar. Si algo existe en este país en cuanto a los parques, en general, es compañerismo. Todo el mundo te apoya y te da muestras de ánimo constantemente y es algo que es de agradecer, porque además todo eso se transporta más tarde a la vida real, no es sólo cuestión de Internet. Lo difícil realmente es traspasar fronteras, ahí es cuando debes ganarte a cada seguidor extranjero al detalle, porque la competencia en el extranjero es real.


- Se podría decir que eres el equivalente a un crítico gastronómico, ¿eso te ha abierto puertas en cuanto a relaciones con los propios parques o al contrario?

Hay de todo. Existen parques muy abiertos de miras que enseguida te escuchan, muestran interés porque les cuentes lo que ves alrededor del mundo, por tratar de adquirir lo que parques iguales o menores a ellos han hecho. Hay en cambio otros que, por política de marketing o por gestión tradicional se muestran reacios a cualquier medio de comunicación independiente que no sea un “gran” medio de comunicación. Hay parques para los que sólo existe la televisión y los 2 o 3 periódicos típicos, el resto de medios les interesa bien poco y ahí es donde, por desgracia, entra Bloggercoaster.


- Ahora, cuando visitas un parque, lo ves todo con un filtro crítico, ¿disfrutas igualmente de las atracciones?

No siempre. Sí que es verdad que la acumulación de experiencia es algo que a la larga pasa factura. Hay según qué atracciones o rincones de parques que ya no me sorprenden en absoluto, pero a la vez eso es bueno, porque cuando me sorprendo o veo algo distinto en un parque eso significa que es único y que debe defenderlo como una ventaja frente a los demás. He visitado parques de mucha reputación, enormes, que me han parecido muy aburridos. Y he visitado pequeños parques sin apenas publicidad que me han hecho disfrutar como un renacuajo.


- ¿Cuáles son tus próximos proyectos de viaje?

Está difícil la cosa. La economía no ayuda y este año estoy apretándome bastante el cinturón, pero mi intención es hacer algo de cara a septiembre u octubre, quizás una pequeña ruta por Inglaterra, quizás una visita a la Euro Attractions Show en Berlin, nunca se sabe. Para el año que viene tengo Italia en el punto de mira y Japón, China o la costa oeste de EEUU cada vez más cerca.


- Y en cuanto al blog, ¿puedes adelantarnos algo de lo que está por venir?

Llevo preparando desde hace tiempo una tercera versión del blog, mucho más informativa y con ánimo de clasificar mucho más el contenido de esas casi 300 entradas que llevo publicadas.  Quizás este verano vea la luz en algún momento jeje…


- ¿Qué aconsejarías a una persona novata en todo esto que quiere saber más?

La mejor experiencia, sin duda, es ir a algún parque acompañado de alguien que te pueda decir, punto por punto e in situ dónde, porqué o cómo se crean todos los ingredientes de un parque. Documentarse y memorizar va bien, pero lo mejor es vivirlo en directo y empaparse de las anécdotas. Hacer vida de foros y comunidades de Internet suele ser un buen comienzo, duro quizás al principio, pero bueno al fin y al cabo, se aprende mucho de las experiencias de los demás.


- Y a los que no les interesa tanto el cómo está hecho sino simplemente disfrutar las atracciones, ¿qué parques les aconsejas?

En esto son indiscutiblemente amos los parques americanos. Allí prevalece siempre la emoción pura de las atracciones antes que la historia de cada una de ellas, su temática o ambientación. Los americanos defienden lo que directamente te pueda transmitir algo traducido en fuerzas G, velocidad pura, altura desbordante, ellos no entienden de máquinas bonitas, sino de máquinas funcionales.


- ¿Tienes una lista de “imprescindibles” y una de “parques a evitar”?

Bueno, con los imprescindibles es un punto de vista muy subjetivo, pero Cedar Point en EEUU, Europa Park en Alemania o Blackpool Pleasure Beach en Inglaterra creo que deberían estar en la lista de objetivos de todo amante de los parques de atracciones o temáticos. Respecto a parques a evitar, creo que no hay absolutamente ninguno que entre en esa categoría. Todos deben ser visitados y disfrutados y, a posteriori, decidir si volver a repetirlos o no. ¡Pero una primera visita debe hacerse siempre!


- ¿Un último consejo para los inexpertos?

Viajad. Viajad mucho y visitad cuantos más parques mejor. Buscad parques por todos los rincones del mundo y tratad de atesorar el mayor número de información y emociones que os puedan otorgar. ¡Hasta el parque más diminuto guarda auténticos tesoros en su interior!



Muchas gracias por tu tiempo y tus palabras. Te deseo lo mejor en tu blog y en tus expediciones y que podamos seguir disfrutando de análisis y reportajes tan bien trabajados y detallados como hasta ahora.

Gracias a ti por todo tu interés y espero que vaya genial también en Papel de Vainilla, soy un asiduo seguidor y me leo atentamente todas tus entradas ;)


Jivo delante de Millennium Force en Cedar Point, Ohio


Y vosotros, lectores, ¿a qué esperáis para daros una vuelta por Bloggercoaster y preparar vuestra próxima aventura?



5 comentarios :

  1. Me encantó la entrevista! Sobretodo porqué al ser un tema poco convencional aporta más información que cualquier otra! Mereció la pena leerla! <3

    ResponderEliminar
  2. Vaya, ¡nunca se me hubiera ocurrido que hubiera blogs sobre parques de atracciones! Me ha sorprendido mucho, desde luego. Pero claro, ahora que lo pienso, ¿y por qué no? La entrevista ha sido interesantísima. ¡Ahora mismo me paso por su blog! :)

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que os haya gustado chicas, le hará ilusión :)

    Lo que si es verdad que siendo un tema quizá menos amplio que la literatura (hay menos parques que libros y vale más dinero visitarlos), Jivo sabe sacarle todo el jugo y su blog es completísimo.

    Lo único que no me gusta es no tener más dinero para poder visitarlos todos jejeje

    ResponderEliminar
  4. ¡Mil gracias por la entrevista señorita Vainilla! Todo un lazo el que has conseguido para atar dos mundos tan aparentemente dispares como son la literatura y los parques temáticos y de atracciones. Pero ambos tienen un nexo común: la intención de embaucar al seguidor hasta el éxtasis del entretenimiento. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti! Y totalmente de acuerdo, mundos tan diferentes pero con el mismo objetivo: hacer disfrutar a la gente :)

      Eliminar