sábado, 16 de julio de 2011

Kimmidoll

Cuando hablé sobre las Dulcelinas dejé claro que sigo siendo una niña y que me encantan las chorraditas varias.

Hoy voy a hablaros sobre otro tipo de muñecas. Las Kimmidolls.




Las vi por primera vez en una librería de aquí del norte de Francia inmensa, estilo Fnac pero mejor aún, desde mi punto de vista. Aquel día me enamoré por completo de ellas pero entre una cosa u otra no he tenido ninguna en mi poder hasta hace unos días que me regalaron dos. Durante este tiempo de “espera” me dediqué a investigar un poquito.

Las Kimmidoll son unas muñecas ideadas para colecciones y regalos inspiradas en las muñecas japonesas Kokeshi.




En el antiguo Japón, los ebanistas diseñaban y creaban este tipo de muñecas para ofrecerlas en señal de amor y amistad.

Partiendo de esta premisa, Kimmidoll ha dado a cada muñeca un nombre y un valor. A los mencionados amor y amistad, se unen otros como risa, inteligencia, felicidad, amabilidad, alegría, etc.

Gracias a su dulce carita y sus apetecibles colores, Kimmidoll se ha hecho un hueco en numerosos países del mundo y cada año sacan nuevas colecciones.

El éxito es tal que ya no solo podemos encontrar muñecas en varios tamaños, sino que podemos comprar tazas, monederos, libretas, etc.




Mis dos adquisiciones son en versión llavero, Ayame “gratitud” y Akari “risas”.




Me gustaría ir haciéndome con ellas y algunos artículos varios, pero para ello debo hacer sitio en casa :D

En su página web, http://www.kimmidoll.es, podréis conocer todos los modelos, las próximas colecciones y puntos de venta.


Para acabar os dejo algunas fotitos más para que acabéis de enamoraros de estas pequeñas japonesas que roban el corazón.






4 comentarios :

  1. Me encantan! Desde el primer dia que las ví! La 4 últimas fotos son geniales!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonitas que son! Y la libretita me ha encantado. Voy a tener que buscarme una.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Una de mis facetas quizás más desconocidas es el coleccionismo, me encanta coleccionar y debo reconocer que estas muñequitas siempre las he querido coleccionar. No sólo por la variedad que pueda haber, sino por el valor estético que tienen. Quedan muy bien tanto decorando un salón, una estantería... incluso una mesa para comer! Ahora con esta información me será mucho más fácil encontrar donde las vendan. Aquí en Barcelona conozco ya un par o tres de tiendas donde alguna vez he visto alguna... las hay bastante grandecitas (como 15 cm aprox) y minis, que son más monas. ¡Genial entrada!

    ResponderEliminar
  4. Pues si Jivo, son geniales para cualquier cosa. La cuestión es tener sitio en casa para poder mostrarlas bien :D

    Lo de los puntos de venta, la última vez que bajé a Barcelona las vi en la Fnac de allí también, aunque aún no les había llegado el resto de productos, solo las muñecas.

    En cuanto al tamaño, dejando de lado las de versión llavero, lo que es sólo muñeca, puedes encontrar de 6, 10'5 ó 20cm, y ahora hay disponible, tan solo dos modelos, ¡de 40cm! Vamos, toda una muñecaza :D

    ResponderEliminar