viernes, 25 de marzo de 2011

Bienvenida


El primer sonido llega a mis oídos, no lo había oído nunca antes, pero mis genes contienen la información: información sobre cosas de la vida que mis padres me han transmitido. Ese dulce sonido son pajaritos a lo lejos anunciando algo, nos avisan que amanece un nuevo día. Siento un olor dulce y fresco, es el rocío de la mañana que me invade, a mí y todo cuanto hay alrededor. Una cálida sensación me abraza, veo a través de mi fina piel que se trata de los ocres rayos de sol llamándome dulcemente. Una suave brisa mece todo mi cuerpo, haciéndome sentir como si flotara en el aire. 

De repente, sin más dilación, lo sé, ha llegado la hora. Despliego todos mis sentidos, disfruto del momento y me dejo llevar. El sol y la brisa me acarician completamente, los sonidos lejanos se vuelven nítidos. Otras como yo a mi lado comparten la misma sensación. Extendemos nuestros pétalos. Explosión de color y fragancia. Animalitos nos acompañan en el proceso, esperando probar nuestro dulce néctar mientras nos masajean y nos hacen cosquillas con sus patitas. Somos iguales pero diferentes, cada una de nosotras es especial. Una belleza única, perecedera pero inigualable. Nos miramos entre nosotras, seremos compañeras durante los próximos meses, amigas, hermanas. Compartiremos nuestra vida y juntas dejaremos nuestro legado, para que el año que viene, como cada año, se vuelva a producir el milagro de la naturaleza, de la vida. 

Yo sólo voy a vivir una, pero por suerte para la poesía, el marzo que viene, alguien podrá volver a relatar lo que yo os he relatado con sus propias palabras, desde su punto de vista. De lo que estoy segura, es que siempre habrá alguien ahí para poder gritar: ¡bienvenida primavera!



1 comentario :

  1. Que texto más bonito para dar la bienvenida a tan preciosa estación :D
    Besos, Nina

    ResponderEliminar