jueves, 3 de febrero de 2011

Angustia

Mierda de trabajo. Mierda de atascos. Voy al bar como siempre. Pierdo la noción del tiempo, de las copas bebidas. Llego a casa. Ella con la cara de amargada, de asco. Ni me mira a los ojos. Paso por el espejo, estoy demacrado, no me cuido. Tampoco me importa. No ceno, no tengo hambre. Me meto en la cama, solo, como siempre, como todos estos años incontables. Ella en la cama de la que era nuestra hija. Insomnio. Vueltas y más vueltas. Suena el despertador. Otro día más, otro día menos. Monotonía. Trabajo aburrido. Sin futuro. Otro día igual. Y otro. Y otro. Ya no sirvo. Inútil. Despedido. Bebo, y mucho. Llego a casa antes de tiempo. Ahí está, con cara de placer, embestida por otro. Podría ser mi hijo. Huye como una comadreja ante el peligro. Ella me mira con indiferencia. Hace tiempo que no le importo. Sólo atino a darle una bofetada. Me largo con un portazo. Me doy asco, ni me reconozco. Camino sin rumbo. Botella en mano. Lágrimas en los ojos. Mierda de vida. No hay salida. No hay solución. Llego al puente. Me encaramo a la baranda. Miro abajo. Dejo caer la botella. Coches asombrados. Si hay salida. Cobarde, no me importa, es una salida. Extiendo los brazos. Pienso en ellas una vez más. Tranquilidad.

6 comentarios :

  1. Me encanta que cambies de registro y que cada vez me sorprendas con un nuevo tema sobre el que escribir.
    Como cada vez que escribes un relato te digo lo mismo..."Para cuando el proximo?" jeje

    Por cierto, que no me acordaba: Me ha encantado! ;) Sigue así!

    ResponderEliminar
  2. y tanta gente que vive asi, sin ilusiones en la vida, me gustó, cortico pero sustancioso.

    ResponderEliminar
  3. Una magnífica combinación de agilidad y expresividad. Reconozco que a mí me cuesta más cambiar de estilo. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchisimas gracias a los tres! Ahora que vosotros habeis hecho el apunto he reconocido el cambio de estilo, para mí simplemente era una manera de transmitir al lector la angustia del protagonista, ni me había parado a pensar en el cambio de estilo.

    Me gusta que os guste ;)

    ResponderEliminar
  5. Que te voy a decir .... que me ha encantado.

    ResponderEliminar
  6. Relato angustiante, sí. Consigues generar muy bien esa emoción.

    Te seguiré leyendo...

    Besos

    ResponderEliminar